9 ene. 2011

¿FELICIDAD O PLENITUD?

“La mayoría de la gente es tan feliz como ha decidido serlo”. Abraham Lincoln.

No es lo que ocurre en nuestras vidas lo que determina la felicidad, es más bien como nos tomamos lo que sucede.Nosotros decidimos como reaccionar ante la vida.

Escucho constantemente a mis clientes decir “quiero ser feliz”, “muy bien y ¿qué es para ti la felicidad?”

Es fácil decirlo ¿verdad?, pero difícil definirlo.

Nos topamos con el ovillo y tenemos que encontrar la hebra para comenzar a tirar de ella.
“¿Cómo vas a saber si eres feliz, si no sabes definirme que es para ti la felicidad?...”

El lío continúa, la gran mayoría de las personas identifica la felicidad con lograr aquello que no posee en ese momento, ya sea trabajo, pareja, dinero, viajes o satisfacer las carencias que tiene.

Y yo vuelvo a preguntar “… ¿cuantas veces has conseguido algo que deseabas mucho y cuanto tiempo ha durado esa felicidad tan añorada? Poco ¿verdad?...una semana, un mes…”. La insatisfacción esta servida y crearemos la necesidad de desear algo nuevo, que una vez logrado, nos regalará de nuevo un instante de felicidad. Volvemos a engañarnos a nosotros mismos.

La felicidad esta construida de INSTANTES, aunque nuestro ego quiere aferrarse y mantener ese instante para siempre; es como querer agarrar aire con la mano. Esto nos viene ocurriendo una y otra vez, pero no aprendemos y seguimos metidos en nuestro círculo de insatisfacción.

Lo que desconocemos es que en realidad, lo que estamos buscando y ansiamos se llama PLENITUD.

La plenitud, no es algo que puedes obtener o poseer. Es algo que puedes llegar a vivir.
La plenitud es sentirse bien dentro de tu propia piel; vivir de manera congruente con quienes somos realmente.

Cuando vivimos en plenitud, sentimos que vivimos una vida satisfecha y feliz y esto es así incluso cuando las circunstancias que nos rodean sean difíciles y dolorosas.

Utilizaré una metáfora para intentar transmitiros la sensación de este estado de plenitud.

Plenitud es algo así como estar situado en el ojo del huracán, uno esta en paz y en calma consigo mismo, mientras que todo a su alrededor está agitándose, y desde esa paz y esa calma todo lo que ocurre es perfecto.

¿Quién eres?, ¿Qué es realmente importante en tu vida?, ¿Qué te llena?

Ahora reflexiona y valora en que grado estas respetando eso que eres, lo que es importante en tu vida y que distancia existe entre lo que te llena realmente y lo que actualmente vives.

Una vez respondidas, no te quedes en la anécdota, ocúpate de lograr esa plenitud entrando en acción, aunque tal vez prefieras seguir en ese círculo vicioso de insatisfacción e instantes de felicidad.

A veces alcanzar esta plenitud por nosotros mismos resulta complicado, para eso nació el coaching, para entrenarte y acompañarte en el proceso de lograr aquello que deseas llegar a ser y vivir la vida que realmente quieres para ti.


“Tú eres el pincel y las pinturas. Pinta el paraíso y entra en él” Kazantzakis.


Lourdes Morales
Coach Co-Active
Desarrollo Personal y Profesional

10 comentarios:

  1. Me ha impactado mucho el post de hoy porque me he visto muy reflejada.
    Me ha gustado mucho la idea de plenitud pues parece TANGIBLE, sensación que el concepto de felicidad no parece transmitir (al menos a mí).

    Las preguntas que haces son muy muy acertadas. Invitan a la reflexión y a la inquietud, en el sentido más positivo de la palabra.

    ¡¡¡Muy bien, Lu!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Tati, ojala se contagie esa inquietud y la gente experimente la sensación de Plenitud que es indescriptible.

    ResponderEliminar
  3. http://www.youtube.com/watch?v=izpluzEy6Mk&feature=related

    ...os gustará...

    Dos beso GIGANTES, Greta & María.

    ResponderEliminar
  4. Hola Lourdes, yo elijo plenitud porque me lelva normalmente a esos INSTANTES de felicidad.

    La plenitud es un trabajo personal nada fácil sobre todo cuando estás en "malas rachas" porque tratas de que alguien te ayude cuando eres tú mismo quien tiene que volver al escenario.

    Tambien se puede tener definida la FELICIDAD pero recibir cambios "no previstos" que zarandean la teoría por muy consciente que sea.

    Hoy con plenitud a base de coraje estoy vivo intentando crear esos instantes.

    Bss.

    ResponderEliminar
  5. María, muchísimas gracias por compartir el link en el blog, me ha parecido una auténtica joya. Y que razón tiene, el dinero que gastamos en esta sociedad en cuidarnos externamente y la mínima inversión en cuidar la belleza de la mente que es la que nos va a traer ese estado de bienestar o plenitud.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Diego, creo que llegar a la plenitud es más un camino de rendición que de lucha. ACEPTACIÓN, que no resignación, de lo que somos y lo que hay desde la perspectiva del amor y la serenidad.
    Gracias Diego :-)

    ResponderEliminar
  7. Hola Lourdes!!
    Es verdad... lo que ansiamos es Plenitud, sentirnos llenos, plenos, completos. Yo creo que esa plenitud todos la hemos reconocido en algún instante de nuestra vida... Lo que nos gustaría es poder gozar de muchos, muchísimos de esos instantes... Me quedo con las preguntas que lanzas para reflexionar un ratito.
    Enhorabuena por tus sabias reflexiones!!

    ResponderEliminar
  8. Gracias Bea.
    Vivir en Plenitud no es un imposible, sólo hay que creerlo y entrenarlo.
    Así que a reflexionar.

    ResponderEliminar
  9. Hola bonita, esta mañana en el aeropuerto me ha venido una frase que oí ayer en la televisión "estamos en este mundo para ser felices" y me he parado a reflexionar sobre la relación de la felicidad (que normalmente buscamos fuera), la plenitud (que muy bien defines como sentirnos bien en nuestra propia piel en congruencia con lo que realmente somos) y la ecuanimidad (considerar los hechos, positivos y negativos, con el mismo peso).
    En los momentos de dificultad me ayuda observar mi vida, mi personaje y lo que me preocupa en ese momento como si fuera una obra de teatro, una arena experimental, y desde esa perspectiva ecuánime de director o realizador me pregunto "cómo quiero que siga este guión?". La felicidad tiene mucho que ver con nuestra capacidad de construir y de decidir, y una vez conocida y "comprendida" la plenitud cada vez se hace más fácil, más tangible, como dice tati.. hasta que se convierte en un constante fluir en plenitud.

    ResponderEliminar
  10. Gemma, muy sabia tu reflexión de Observadora Atenta. Gracias por todo lo que nos aportas.

    ResponderEliminar