23 oct. 2013

RELOJ NO MARQUES LAS HORAS.





El título de este bolero es un buena excusa para hablar del tiempo, que es a lo que voy a dedicar este post.


Existen dos palabras griegas para referirse al tiempo: Cronos y Kairos.

Cronos es el tiempo lineal, cronológico y secuencial, es el tiempo que nos da el reloj o el calendario. Entonces ¿qué es Kairos? La naturaleza de Kairos es cualitativa, es el tiempo oportuno, el  correcto, el adecuado, ni antes, ni después. Es un periodo indeterminado de tiempo donde algo especial sucede. Estar en Kairos, es estar en el momento preciso, en el cual te sientes en sintonía, es estar en tu máxima plenitud de explotar el aquí y el ahora, de lo que puedes hacer con lo que está sucediendo.

 
NUESTRA VIDA TRANSCURRE EN EL CRONOS, AUNQUE ESTÁ HECHA DE KAIROS. 


Cronos y Kairos  son dos perspectivas  de pasar el tiempo, de vivir la vida.
Funcionamos en modo Cronos cuando estamos conectados con la velocidad. Nos movemos en Cronos cuando vivir es un medio, no una finalidad. Te pones en Cronos cuando estás en una reunión aburrida y tu cabeza vuela hacia otro sitio. Vives en Cronos cuando haces el mismo trayecto en coche, casi por inercia, sin reparar en el recorrido, ni en el paisaje.

Vivimos en Kairos cuando hacemos algo atentamente, poniendo los cinco sentidos en ello. Vividmos en Kairos cuando viajamos y disfrutamos del viaje en sí, admirando el paisaje, por ejemplo. Por lo tanto, una misma actividad puede desarrollarse en Cronos o en Kairos y, según desde donde lo estén viviendo, producirá en ti resultados completamente diferentes.

Es mucho más placentero hacer las cosas en modo Kairos; cuando pones los cinco sentidos en algo, cuando lo vives, lo estás disfrutando. Pero evidentemente no es posible hacer todo en Kairos; de hecho a veces hacemos cosas en Cronos (las obligaciones), para poder dedicarnos a hacer otras cosas en Kairos (las devociones).

Nuestra sociedad se ha instalado en un tipo de vida donde el dios absoluto es Cronos, sin atención, sin fijarnos, fastidiados por la prisa. Vivir así angustia, ¿no crees?

Te propongo que pongas atención en cómo te relacionas con el tiempo. Cada vez que te sorprendas funcionando en modo automático sé consciente y recupera la atención. Estar en kairos, es estar en una búsqueda permanente de estar en sintonía con lo que está pasando. Es estar en el aquí y en el ahora, es vivir en conciencia constante, es sentirse merecedor de lo mejor, y adueñarnos de nuestro destino.

Mi gran recomendación, eso que yo hago para tener más momentos Kairos, es dejar de atestar mis días con muchos compromisos y obligaciones, es tener momentos de silencio, de escucha interior, de consciencia constante. Es soltar esa rara costumbre que hemos adquirido de vivir bajo presión para responder a obligaciones que generamos y de sentirnos ocupados con toda nuestra agenda repleta.

Detente de vez en cuando, respira, guarda silencio, sonríe levemente, confía que estás en el mejor de los caminos, ese que también resulte un poco cuesta arriba.
 
EL DÍA ES EXCESIVAMENTE LARGO PARA QUIEN NO LO SABE
APRECIAR Y EMPLEAR. J. W. Goethe


LOURDES MORALES
Personal, Executive & Team Coach


 

 

3 comentarios:

  1. Sigo mucho tus publicaciones, pues me ayudan a integrar en mi vida estos conocimientos y por tanto a ir creciendo y avanzando positivamente en el camino.
    Pruden

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pruden, me alegra que así sea. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Muy inspiradora tu nueva publicación, sobre la vibración, el pensamiento positivo, y el vivir el presente y la Unidad con todo.En realidad, yo creo que solo existe el presente. El pasado sucedió en el presente de entonces, y el futuro será el presente.Todo es un glorioso presente.!Que lástima que nos cueste tanto vivenciarlo, y siempre estemos instalados mentalmente en el pasado o futuro.
    Un abrazo
    Pruden
    Un abrazo.
    Pruden

    ResponderEliminar