2 oct. 2011

EL SUBCONSCIENTE, EL QUE MANDA.


Podemos hablar de tres estados de la mente: el consciente, el inconsciente y el subconsciente. Este post se lo voy a dedicar al subconsciente.

Nuestro subconsciente es muy poderoso,  controla el  90% de nuestra capacidad cerebral. La mente subconsciente es la que se encarga de los procesos automáticos del cuerpo y aunque no lo parezca es mucho más importante que la mente consciente.


Generalmente tendemos a confundir el subconsciente con el inconsciente. Voy a ilustrarlo con un ejemplo: si una persona recibe un golpe fuerte en la cabeza  se dice que "perdió el conocimiento " que "esta inconsciente", lo cual revela que no esta al tanto de la información exterior, de lo que ocurre en el exterior, sin embargo, el subconsciente si esta presente, el corazón sigue latiendo, los tejidos regenerándose y los sentidos captando información aunque subconscientemente. El subconsciente siempre esta presente ya sea que la persona esté dormida, despierta, consciente o inconsciente.

La mente subconsciente almacena todos y cada uno de los recuerdos de nuestra vida. Su función es protegernos, no es inteligente y no sabe proceder de forma lógica así que actúa rápidamente para protegernos.

Todos conocemos a alguien que tiene fobia a hablar en público, esto es debido a que su mente subconsciente asocia miedo a quedar expuesto al ridículo, entonces su mente inconsciente aprende por repetición, es decir, que probablemente hubo una etapa en la vida de esa persona lo pasó mal delante de personas y la mente subconsciente asoció el estar frente a personas con esas sensaciones malas. Imaginemos que esa persona salió a la pizarra de pequeño y todos se burlaron de él, es probable que su mente subconsciente comenzase a asociar: “hablar delante de gente = quedar en ridículo”, por lo tanto, para que esto no le haga daño emocionalmente, la mente subconsciente asocia malas sensaciones al estar hablando en público, así evita el problema.

Por eso, cuando en coaching, por ejemplo, nos ponemos una meta, un objetivo a conquistar, es importante saber que aunque nos  pongamos a trabajar con toda la fuerza de nuestra voluntad, y con todo ese diez por ciento de capacidad cerebral que puede usar nuestra mente consciente, para lograr nuestra meta es importante primero trabajar con el subconsciente.

Seguramente comenzarás a darte cuenta porqué en muchas oportunidades de la vida, uno se dice a sí mismo: "ahora voy a ir hacia el norte" y termina yendo hacia el sur. Otro ejemplo: “Una persona que desea estar sana y tener buena salud”, sin embargo, en su subconsciente puede estar grabado otro mensaje: “le gusta mucho que le cuiden y mimen y esto sólo lo logra cuando está enfermo”.

El trabajo que tenemos que hacer con el subconsciente es el de limpieza. Limpieza de toda esa información que nos está limitando y que fuimos introduciendo en ella desde pequeños de manera inconsciente.  Cuando ya esté limpia, podemos empezar a llenarla de consciente y según lo va integrando hará que seamos más auténticos, disminuyendo en gran medida ese “ego protector” que nos hace funcionar de manera tan automática y lo más importante se volverá un colaborador, será nuestro mayor aliado para conseguir aquellas metas que nos proponemos.

En eso consiste, en parte, mi labor como coach, en ayudar a las personas que desean y se proponen conquistar una meta a detectar estos hábitos y creencias limitantes para poder trasformarlos por otros que sean más potenciadores.


Lourdes Morales
Coach Co-Active CPCC
Desarrollo Personal, Profesional y de Equipos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario