19 dic. 2010

¿Nos arriesgamos o pasa el tiempo y todo sigue igual?

El tiempo pasa demasiado rápido. Lo sabemos y sin embargo optamos por seguir detenidos en el mismo lugar, en las mismas situaciones, conviviendo con los mismos problemas... ¿Qué estamos esperando?

Quizás esperamos un milagro o que alguna magia sea tan potente que logre modificar todo en segundos incluso nuestro interior o tal vez, solo decidimos quedarnos así.

Pasan los años y cuando hacemos un balance notamos que el común denominador es el mismo. Hablamos con un amigo hoy le contamos qué nos está ocurriendo y luego al pasar los años nos reencontramos y nos damos cuenta que hablamos del mismo tema.

Nos quejamos: "que este trabajo no es para mi", "que mi pareja no me hace feliz", "que la casa no es cómoda", "que queremos estudiar o divertirnos y no podemos", "que necesitamos un cambio de vida".

Muchas veces cuando una persona habla de cambiar su vida notamos que lo dice como si fuera un coche y no es así.

A diario siempre se nos presentan oportunidades para cambiar, para aspirar a algo mejor, para crecer, para mejorar. Podemos seguir caminando sólo por caminar o podemos ir tomando de cada una de esas oportunidades la energía motivadora que de pronto nos hace vibrar y arriesgarnos.

“No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas .... Aunque el viento sople en contra, la poderosa obra continúa... ...No dejes nunca de soñar, porque en sueños es libre el hombre.”
La Sociedad de los poetas muertos

Cuando nos sucede algo inesperado reconocemos una fuerza, una motivación, una energía que no sabíamos que existía dentro de nosotros.

Todos tenemos en nuestro interior las armas necesarias para hacer de nuestra vida una vida plena y si amamos la vida, si deseamos una vida mejor, si queremos ser dichosos, solo tenemos que arriesgarnos y empezar a sacar brillo a esa lámpara maravillosa que llevamos dentro, para que empiecen a fluir todas nuestras ganas, nuestras fuerzas y de esa manera intentar hacer realidad nuestros sueños.

"Si no arriesgas, no creces.
Si no creces no te superas.
Si no te superas no serás feliz.
Si no eres feliz, ¿qué otra cosa importa?"

No podemos reconocer nuestro potencial si no nos animamos a correr riesgos. ¿Qué es lo peor que puede ocurrir? Que no lo consigas a la primera… tampoco a la segunda…ni a la tercera…si de verdad es tu sueño, si lo sientes en tu corazón, llegará.

Os animo a ver este vídeo sobre la motivación, los protagonistas nunca abandonaron sus sueños.

http://www.youtube.com/watch?v=9Z2HjgzN7oc&feature=player_embedded

Lourdes Morales

Coach Co-Active

Desarrollo Personal y Profesional



4 comentarios:

  1. Hola Lourdes, un post lleno de fuerza y esperanza para empujar por la vida (no hablo de luchar).

    Sin duda "darse cuenta" es especialmente importante para reconocer desde el lado positivo el potencial que tenemos como personas (y no sólo en sueños o imaginación)

    Prefiero animar a los coachees a que se quejen de que no tienen suficiente tiempo para cumplir todos sus sueños (sin entrar en autoexigencia). Es más en estos días yo pregunto ¿Qué le vas a aportar tú al 2011? en vez de "espero que este año si tenga suerte".

    Desearte también que pases unas felices navidades llenas de calor, afecto y ternura.

    Sueña despierta amiga mía porque el 2011 está a la vuelta de la esquina esperando a que le aportemos humildad, profesionalidad y mucha creatividad.

    Un abrazo. Diego Martos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Diego. Me gusta mucho esa perspectiva que comentas, la hago mia ya y ahora a reflexionar sobre ¿qué le voy aportar yo al 2011? Muy proactivo, me gusta.
    Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  3. Muy buenos, tanto el post como el comentario de Diego. Yo también hago mía la pregunta ¿qué le voy a aportar yo al 2011?
    Si me hubiera preguntado eso mismo a finales de 2009, no habría sido capaz, ni por lo más remoto, de adivinar todo lo que aporté a 2010 (con tu ayuda, Lu).

    Sigamos en esa línea, ¿no?

    ResponderEliminar
  4. Gracias Tati.
    Y también tenemos que aprender a valorar lo que vamos evolucionando y no dejarlo a un lado como si no tuviera mérito, lo tiene y mucho. La mayoría de la población se queda en la queja y esperando el milagro del cielo.
    Tati creamos un buen equipo ;-) y eso ha dado los resultados de los que disfrutas hoy. Besiños.

    ResponderEliminar