12 may. 2013

COMO VEMOS EL MUNDO.



Las aportaciones de Carl Jung, psicólogo suizo,  en torno a los tipos psicológicos de personalidad establecen una conexión entre los estilos de aprendizaje y las relaciones interpersonales.
Jung menciona que toda actividad consciente ocurre en el individuo a través de dos procesos perceptivos: sensitivo e intuitivo y dos procesos para la toma de decisiones: racional y emocional. Todos los individuos utilizan los cuatro procesos. La diferencia está en el proceso dominante, caracterizando así la manera en que la persona maneja su vida.

Otra dimensión que define el comportamiento, según Jung, tiene que ver con el interés hacia las cosas: extroversión e introversión.

Jung encontró que las cuatro funciones –sensitivo, intuitivo, racional y emocional– pueden ser expresadas de forma distinta por los individuos que tienen preferencias extrovertidas y por los de preferencias introvertidas.

Para describir las cuatro funciones de manera breve,  Jung dijo: “el sensitivo nos dice que algo existe, el racional nos dice lo que es, el emocional nos dice si es agradable o no y el intuitivo nos dice de dónde viene y hacia dónde va.”
 

PROCESO PERCEPTIVO:

El sensitivo ve el mundo por medio de sus sentidos. Observa lo que es real y lo que sucede. Esto le permite recopilar información y enfocar su atención en acciones prácticas.


El intuitivo percibe al mundo por medio de las posibilidades y las relaciones; lee entre líneas, interpreta señales, busca significados y se concentra en lo que puede ser. Mira los viejos problemas de una forma nueva y creativa.


PROCESO DE TOMA DE DECISIONES:

El racional analiza información, datos, situaciones y personas y aplica la lógica para tomar decisiones. Es objetivo y calmado. Si no tiene suficiente información, busca hasta quedar satisfecho con lo que ha encontrado.

El emocional es subjetivo, perceptivo y empático. Busca alternativas y examina evidencia para tener una visión personal. Toma la evidencia circunstancial como extremadamente importante. Utiliza con frecuencia la frase “depende...” para explicar sus decisiones.


INTERÉS HACIA LAS COSAS:

El extrovertido opera cómodamente y con éxito interactuando con el mundo externo: otras personas, experiencias y situaciones. Comparte sus pensamientos en voz alta y da importancia a las opiniones que los demás. Es abiertamente emocional y expresivo.

El introvertido está más interesado en el mundo interno, el mundo de las ideas y los pensamientos propios. Es pensativo, reflexivo y actúa con calma. Mantiene sus emociones en privado.


 
 
Estos seis elementos son la base de la descripción que Jung hace del comportamiento humano. “Creía que todos nacemos con una tendencia hacia un patrón específico de comportamiento. El cambio de este patrón es posible, pero es un proceso lento. La madurez nos ayuda a desarrollar nuestras fortalezas y también a comprender otras formas de ver la vida.”

 
LOURDES MORALES
Personal, Executive & Team Coach
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario