7 oct. 2012

PROACTIVIDAD: RESPONSABILIDAD PERSONAL



“No te quejes de la nieve en el techo del vecino, cuando también cubre el umbral de tu casa.” Confucio.

Ser proactivo es tener responsabilidad personal, tomar la iniciativa, asumir la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan; elegir conscientemente qué quiero hacer, cómo lo voy a hacer y hacerlo.

¿En qué nos podemos apoyar para ser proactivos?

En nuestros valores, que son nuestros cimientos desde donde crecemos como personas; conocerlos servirá para actuar alineados a ellos y por tanto, cualquier acción que emprendamos si los tenemos en cuenta  nos acercará a nuestra plenitud.

En segundo lugar, apoyamos la acción dentro de nuestro círculo de influencia, es decir, donde tenemos la posibilidad  real de hacer o de ocuparnos de ello. Ya que de otro modo estaríamos centrando nuestros esfuerzos en el círculo de preocupación, donde lo que ocurre no depende de nosotros.

¿Cómo convertirnos en personas proactivas? 

Aquí van unas cuantas sugerencias:

-         Plantéate objetivos y llévalos a cabo.
-         Sé luz dando ejemplo y huye de convertirte en un juez o un crítico.
-         Sé parte de la solución  y no del problema.
-         No te escudes en tus propias debilidades, ni resaltes las debilidades o los defectos de los demás.
-         Cuando cometas un error, admítelo, corrígelo y aprende de él: inmediatamente.
-         No culpes, ni acuses. Muchas veces es nuestra propia interpretación de las cosas las que nos hace creer que hay mala intención por parte del otro.
-         Trabaja sobre lo que sabes y conoces de verdad.
-         Trabaja en tu crecimiento personal, sobre tu esencia como persona.
-         Sé empático, aprende a ponerte en el lugar del otro e intentar comprender sus sentimientos o su forma de obrar.
-         ¿Te gusta el guión de tu vida? Pues eres tú el que lo estás escribiendo, así que si la respuesta es no, empieza a ser creativo y  re-escríbelo con la vida que quieres realmente vivir.
-         Sé responsable de tú vida y de lo que ocurre en ella. Todo aquello que dependa de ti, no lo dudes…a por ello.
-         No pierdas de vista que tú máxima expresión de libertad,  es tu actitud.

¿Estás dispuesto a ello?
  
Presta atención en tu día a día, a tu lenguaje y a tu actitud; podrás observar si eres una persona reactiva o proactiva.



LOURDES MORALES
Co-active Coach, CPCC.
Desarrollo Personal, Profesional y de Equipos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario