25 mar. 2012

SI TÚ NO CAMBIAS, NADA CAMBIARÁ.

Últimamente  escucho mucho la palabra humanidad y humano en boca de la gente, frases como: “Hemos perdido humanidad”, “Fulanito, no parece humano”.

Me he parado a reflexionar sobre estos dos términos, para ver qué significa realmente. El significado recogido en el diccionario de la R.A.E. ni siquiera lo voy a transcribir porque es una definición tan insulsa, tan vacía, que he preferido acudir a otras fuentes.


Humanidad:

1-      Conjunto formado por todos los seres humanos.
2-      Sensibilidad, compasión, bondad hacia los semejantes.
Humano:
1-     De la humanidad o el ser humano, o con sus características.
2-     Caritativo, solidario y bondadoso.

Y viendo la definición, no me cabe duda de lo perdidos que estamos en la actualidad. Si observo a la humanidad como especie y aplicando el coaching, me doy cuenta de que como colectivo desconocemos nuestro objetivo y sin objetivo nos movemos por esta vida como ciegos en la selva.

Todos tenemos a mano el conocer las enseñanzas que nos han dejado maestros iluminados y mesías (Jesús, Buda, Mahoma, por citar algunos). La verdad está escrita para vivirla, no para ser venerada, entendida o impuesta. La veneración, el entendimiento y la imposición son acciones que mantienen a la verdad fuera de nosotros para poder venerar, entender o imponer algo que observamos allí afuera. Pero la verdad, está dentro de nosotros, es una semilla que está esperando germinar, todo a tu alrededor está listo ya. Sólo falta tu decisión.  

Esta es la causa del sufrimiento de la humanidad, una gran mayoría no se conoce a si mismo, no sabe para que esta en esta vida, como especie desconocemos cuales son nuestros valores y eso implica no poder apoyarse en ellos para crecer y ser los seres completos que en realidad somos. Estamos llenos de creencias limitantes, de miedos, de culpa, de sufrimiento, nos hemos convertido en victimas y hemos olvidado lo que en realidad somos: amor, inteligencia, bondad, paz, armonía, belleza, compasión, empatía, alegría ... y protagonistas de nuestras vidas.

Es hora de mirar hacia dentro y volver a recuperar nuestra esencia como seres humanos y como humanidad, de eso depende nuestra felicidad y plenitud como personas y como especie humana.

Os dejo un texto que para mí indica el camino para comprender que nos pasa y volver a lo que somos y siempre fuimos. Os animo a re-inventarnos y a co-crear un mundo mejor.

"Aquello que no eres capaz de aceptar es la única causa de tu sufrimiento.
Sufres porque no aceptas lo que te va ocurriendo a lo largo de la vida y porque tu ego te hace creer que puedes cambiar la realidad externa para adecuarla a tus propios deseos y necesidades egocéntricas. Pero la verdad es que lo único que sí puedes cambiar es la interpretación que haces de los acontecimientos en sí, conociendo y comprendiendo cómo funciona tu mente.
Si tu interpretación del hecho te reporta sufrimiento es que actúas desde la ignorancia; si te deja paz interior o te trae armonía y satisfacción no cabe duda de que actúas desde la sabiduría.
Ante el sufrimiento, el miedo, la tristeza o la angustia hazte una simple pregunta: ¿qué es lo que no estoy aceptando? La respuesta te hará comprender que la limitación que origina todas estas desagradables reacciones está en tu propia mente y no en ninguna otra parte.
En realidad nadie puede hacerte daño: tu ego es el que te hace reaccionar automática y negativamente ante lo que te sucede, te dicen o te hacen. Tu ego es el único responsable de tu malestar interior, por mucho que te esfuerces en buscar culpables fuera de ti mismo.
Cuando compruebas la veracidad de estas afirmaciones a través de tu experiencia personal, dejas de intentar cambiar la realidad externa para acomodarla a las exigencias de tu ego y comienzas a trabajar sobre tu realidad interna para aprender a aceptarla tal como es.
A partir de entonces comprendes que has venido al mundo a aprender a ser feliz por ti mismo y a aceptar y amar a los demás tal como son. Éste es el llamado camino espiritual."
F. Schmedling

"El hombre es hombre, y el mundo es mundo. En la medida en que ambos se encuentran en una relación permanente, el hombre transformando al mundo sufre los efectos de su propia transformación." Paulo Freire

LOURDES MORALES
Co-Active Coach, CPCC
Desarrollo Personal, Profesional y de Equipos

5 comentarios:

  1. que mal bicho puede llegar a ser esto del ego...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un alien...jajaja.

      El trabajo es reconocerlo y no dejar que actúe automáticamente, poner consciencia. Esto implica que somos nosotros quien lleva las riendas y no él y eso nos salva de actuar como víctimas.

      Gracias Juan, un abrazo.

      Eliminar
    2. ignacio codina
      gran post me das tu telefono?

      Eliminar