22 ene. 2012

EL HOMBRE NO SÓLO ES LIBRE, ES LIBERTAD.

“El hombre ha convertido a la mujer en una esclava, y la mujer ha convertido al hombre en un esclavo. Evidentemente, los dos odian la esclavitud, los dos se resisten a ella. Siempre están peleándose; basta cualquier pequeña excusa para iniciar una pelea.

Sin embargo, la auténtica pelea tiene lugar en un lugar más profundo; la auténtica pelea consiste en que están pidiendo libertad. No lo pueden decir claramente; lo deben de haber olvidado por completo. Ésta es la forma en que las personas han vivido durante miles de años. Han visto que su padre y su madre vivían de la misma manera; han visto que sus abuelos también vivían así. Ése es el modo de vivir de las personas; lo han aceptado. Se ha destruido su libertad.

Es como si intentáramos volar en el cielo sólo con un ala. Unas pocas personas tienen el ala del amor y otras pocas el ala de la libertad; ninguna de ellas puede volar. Hacen falta dos alas.” OSHO.

He elegido este texto de Osho para tratar el tema de la libertad personal. Durante los procesos de coaching me doy cuenta de que las personas no se sienten libres, hay una actitud derrotista y determinista  en cuanto a la transformación del hombre. De esta manera empezamos aceptando todo y esto acaba llevando a la desesperanza y la desesperación.

¿Por qué la gente no se siente libre? Creo que la respuesta es porque no madura, para la gran mayoría es una responsabilidad demasiado grande de asumir. Cuando eres de verdad libre te conviertes en el dueño y protagonista de tu vida y todo lo que ocurre en ella es tu responsabilidad.  La gente prefiere seguir sintiéndose esclava de las circunstancias y eludir así los resultados que ocurren en su vida.

¿Qué ocurre en tu vida de manera automática e inconsciente? Probablemente casi todo, por que cada vez que ocurre algo, reaccionas y no te paras para tomar conciencia de lo que ocurre. Esto, te impide ver que siempre tienes varias posibilidades de responder o proceder a ese estímulo exterior. Si tuvieses esto en cuenta en cada elección que haces diariamente, te darías cuenta de que tu respuesta, sea la que sea la que hayas elegido es tomada de manera consciente y esto transforma absolutamente todo. De repente te conviertes en dueño y señor de tus respuestas, de tus acciones, de tus emociones, de tu vida. Desaparecen las quejas, las lamentaciones, los bloqueos, la ansiedad, los miedos, la desesperanza, las dudas…

Para ser y sentirse libre la persona tiene que estar muy bien integrada en si misma y asumir la responsabilidad de sus elecciones, sabiendo a qué está diciendo que si y a qué está diciendo que no con cada elección que hace en su vida.

Créate a ti mismo, hazte responsable de ello y conocerás el significado auténtico del término LIBERTAD.


LOURDES MORALES
Coach Co-Active CPCC
Desarrollo Personal, Profesional y de Equipos.

7 comentarios:

  1. Una verdad como un templo... pero difícil de conseguir, no?.
    Nuestro ADN, nuestras convicciones, nuestras creencias, lo que hemos mamado desde que hemos nacido, lo que hemos visto a nuestro alrededor en el transcurso de nuestras vidas y que de alguna forma replicamos por inercia... nos limitan.
    El solo hecho de tal vez seguir haciendo lo mismo, pero no actuando como autómatas, sino por decisión propia, ya es liberarse, no?.
    Pero como bien señalas Lourdes, hay que integrarse, hay que conocerse a uno mismo, hay que rescatar dentro de uno, ese ser genuino y auténtico que con el transcurso de la vida se fue limitando...fue perdiendo libertad.
    En el ser uno mismo, en el ser auténtico, único y genuino, creo que también hay mucha libertad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1. Juan, gracias por tu comentario coincido al 100% con lo que comentas. Ser auténtico requiere sobre todo estar atento y esa atención es la consciencia. Quien es consciente de como actúa tiene que ser consciente de la responsabilidad que eso conlleva y hacerse cargo de ella.
      No es tarea fácil empezar, pero una vez entrenado es liberador.

      Eliminar
  2. ¡Que interesante! muchas gracias por esta aportación. No me siento libre y reconozco que eludo la responsabilidad, no había unido nunca estos dos conceptos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario y me alegro que te haya resultado útil.

      Eliminar
  3. Muchas gracias, Lu.
    Desde que soy capaz de ser consciente, soy totalmente responsable de mis actos, o al menos de la mayoría de ellos. Y por ello, porque me hago responsable, me siento conductora de mi vida, lo que me da la libertad.
    Ser responsable nos acarrear una madurez, una "adultez" y esto nos regala un sentimiento de libertad plena.

    Una bujita me ayudó a conseguirlo. ¿Adivinas quién?
    Hasta dentro de un rato, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Tati, eres un claro ejemplo de que quien quiere puede reinventarse en todos los ámbitos de su vida.
      Enhorabuena y mucha felicidad y energia positiva para esta nueva etapa que has abierto en tu vida.

      Eliminar
  4. Gracias Lourdes por escribir sobre este tema tan fascinante, porque todos quieren SER libres, pero en su vida no lo practican y tampoco rompen con las cadenas de la opresión. Cuesta creer que un valor tan esencial como la Libertad no sea honrado.
    La mayoría de las personas se preocupan por temas de escasa importancias y no gastan su energía en romper con las cadenas, si lograrían romperlas, su SER volvería a brillar.
    Un abrazo y gracias.

    ResponderEliminar