18 abr. 2011

¿QUÉ ES LA AUTOESTIMA?


Una definición sencilla de autoestima es: "Autoestima es la opinión que tengo de mi mismo."

Si pienso que tengo valor como persona, me siento bien conmigo mismo, tengo una autoestima alta. Si pienso que soy inadecuado, que soy menos o que nunca me aceptan como soy, es un indicador claro de que tengo una autoestima baja.

Nos es muy fácil señalar el concepto que tenemos de otras personas: “Es una persona muy segura de si misma” “Es un hipócrita”.Pero lo que es difícil es describir mi auto concepto, es decir, la opinión que tengo de mi mismo.

Lo primero que importa saber con respecto a mi concepto de autoestima, es si siento una emoción positiva o negativa cuando pienso en mi mismo. Esta emoción que surge es muchísimo más importante de lo que nos imaginamos. Esta emoción es la respuesta a un pensamiento.

La buena noticia es que podemos reformularlos, pero no desde mi deseo simple de cambiar una creencia, sino de algo más profundo, que es sentir mi fuerza interior y saber reconocer mi valor.

Vuelvo a la pregunta ¿QUÉ ES LA AUTOESTIMA?

Otra respuesta más práctica y de utilidad es: "Autoestima es la creencia que tengo con respecto a mi valor como persona."


Las creencias, son pensamientos que en algún momento de mi vida acepté como verdaderos y de allí en adelante les permití que definieran mi vida. Ejemplos de esas creencias profundas son:

- Yo no sirvo para eso.

- Soy tímido.

- Soy feo.


Todo eso es lo que va a marcar que tengamos alta autoestima o baja autoestima y en definitiva como nos movemos por el mundo. En los próximos post trataré más en detalle estas dos caras de una misma moneda.


Lourdes Morales

Coach Co-Active CPCC

Desarrollo Personal y Profesional

5 comentarios:

  1. Muy buenos los dos enfoques, Lu.
    Por un lado, el cómo me pienso y me siento y, por otro, qué es lo que creo de mí mismo.
    Gracias por prometernos ampliar ambos puntos de vista. Tan necesarios lo dos.

    Besote

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti Tati, la autoestima es la chispa de la vida de cada uno. En próximos capítulos más. Besote.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Lu, me ha gustado por lo fácil que lo has explicado. Por supuesto queda claro que según tu estado y contexto uno puede ser un autentico parque de atracciones, yo reconozco que a veces estoy así.

    Sé que al final no está en lo físico, ni siquiera en lo emocional sino en algo más adentro (espiritual)

    Felices vacaciones y nos leemos pronto!

    ResponderEliminar
  4. Diego, me encanta la metáfora del parque de atracciones, jajaja. Ahora toca elegir que atracción prefieres...una divertida o una que suponga una pesadilla.
    Gracias.

    ResponderEliminar